Web oficial 956 37 41 54
 

cartel-feria-2015-blanco-cab

cartel feria 2015 blancoIros reservando las fechas para no perderte la Feria del Caballo 2015!!! Comenzará con la inauguración oficial del alumbrado en la noche del domingo 10 de mayo y se clausurará el domingo 17 de mayo a las 22 horas.

No te pierdas la mejor feria del mundo, totalmente pública, al contrario de otras ferias. El visitante se puede sentir como uno más pudiendo acceder sin mayor problemas a todas y cada una de las casetas.

Jerez celebra la Feria del Caballo, declarada de Interés Turístico Internacional, que es junto con la Semana Santa la mayor y más importante fiesta de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Es costumbre en la feria vestir con traje de corto, si se monta a caballo, vestido de gitana para las mujeres y de media etiqueta durante la noche.

Las bebidas típicas de la feria de Jerez son el oloroso y el vino fino, que los menos puristas gustan de mezclar este último con sodas de lima, combinación conocida como rebujito.

La comida es muy variada, pero centrándose en el pescaíto frito y guisos típicos, como la cola de toro, las tagarninas esparragás, el menudo, berza jerezana y por supuesto los mejores mariscos y chacinas.

A diferencia de la mayoría de ferias, que mantienen un diseño uniforme de todas sus casetas, la Feria del Caballo permíte que cada caseta tenga un diseño distinto. Es más, el ayuntamiento realiza varios concursos de casetas en cada edición: mejor caseta de empresa, mejora caseta de asociación, mejor caseta de esquina (por la dificultad de decorar dos flancos), etc.

En las últimas ediciones el lunes se ha reservado como día del jubilado y se hacen descuentos en las atracciones para que las personas mayores puedan llevar a sus nietos a ellas. Además, el miércoles se ha reservado como día para las mujeres.

Esta Feria surgió a partir del comercio equino en la edad media, en el que los ganaderos se reunían para cerrar tratos. Como curiosidades de esta época, cabe destacar la obligación que tenían los vecinos de la zona de poner lumbres a sus puertas, para iluminar el recinto, bajo la pena de doce maravedises, o el salvaconducto para los feriantes, indicando que durante el tiempo de feria y tres dias más no se les podía detener, ni embargar sus bienes por deudas que debieran al Rey o la Reina, o que los primeros feriantes eran fundamentalmente traperos ingleses, lanceros bretones y mercaderes de Flandes